LA VIDA DE ESTA CHICA INTROVERTIDA 2

No es que a fuerzas quiera ser introvertida, claro que no. Simplemente así se dieron las cosas, mas que nada por mi carácter innata. Claro que siempre se puede salir de ser así. Por lo cual trate de hacer tantos amigos pude, en algunas ocasiones haciendo alguna que otra enemistad. Como por ejemplo en aquella ocasión cuando invite a tres amistades a la casa y empezamos a jugar en la cochera, recuerdo que tenia varios cohetes y nos pusimos a tronarlos. Claro esto fue despues de escuela y nosotros estábamos en el turno de la mañana así que todavía era de día. Como algunos sabrán, yo vivía en aquel entonces a un lado de una escuela primaria, así que tocó que estuvieran estudiantes de la tarde en su recreo mientras nosotros estábamos tronando cohetes. Sería envidia, no sé, pero empezaron a aventarnos piedras, les dijimos que pararan, pero solo se juntaron mas. Por supuesto, no importa cuanta paciencia tengamos, no podíamos quedarnos atrás, entre los 4 empezamos a aventarles cohetes y piedras. Una guerra de escuincles digna de apreciar, mas en ese momento era parte del contra ataque, era fácil esquivar las piedras hasta que le pegaron a una de mis amistades y fue cuando ya se me hizo que fue suficiente.  Recordé que papá tenía unas espadas moras con inscripciones hermosas en ellas. Claro en ese momento me servía mas el instrumento que el arte incrustado. Fui por ella y salí amenazandolos que pararan si no les iba a ir muy mal. Por supuesto que no les haría nada, pero en estas circunstancias de nada servía una bandera blanca.  Decidí dar un jaque mate para pararlo todo.  Salí según yo bien valiente moviendo la espada de un lado a otro y según yo amenazando. Por desgracia vi una figura adulta detrás de los niños. Ya se han de imaginar… Sí paró la guerra, con una junta el día siguiente con el director donde solo a nosotros nos llamaron la atención. Hablando de injusticias, en que cabeza cabe que nos echen toda la culpa a nosotros si los que empezaron a aventar las piedras fueron ellos! Nosotros solamente estábamos tronando cohetes en la calle y en la cochera de mi casa! Quiero pensar que era política de la escuela, de padres de familia y envidia de los mismos. Hicieron de algo tan chico a algo extravagante. Por supuesto, esto no me quito el castigo que me dieron. Y con eso, tuve que volver a pensar como comportarme con mis amistades y con extraños una vez más. Poniendo limites y dejando estrategias de guerra a un lado…

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: